Las flores vuelven a las mujeres más receptivas al romance

Se sabe que los hombres llevan a cabo todo tipo de actividades con el objetivo de mejorar su sex appeal. Se ejercitan, escriben malas poesías o compran carros lujosos.

Bueno, chicos, resulta que hay una forma más simple. Si quieren aumentar las posibilidades de que una mujer te vea atractivo, todo lo que tienes que hacer es comprarle un hermoso ramo de flores.

O, como alternativa, pasea cerca de un jardín de rosas.

Una investigación en Francia (¿dónde más?), publicada en la revista Social Influence, descubrió que es mucho más probable que las mujeres acepten una cita si han estado sentadas en una habitación adornada con flores.

flores-ramos«Esta investigación confirma la idea popular de que las flores pueden activar el romance y actuar como facilitadoras en una cita», escribe el autor del estudio, el psicólogo Nicolas Guénguen de la Universidad del Bretaña del Sur.

Guénguen realizó dos experimentos para probar el poder romántico de las flores. El primero contaba con 46 mujeres estudiantes universitarias. Una por vez fueron llevadas a una pequeña habitación amoblada con un sofá, dos sillones y una mesita de sala con una laptop.

Las participantes vieron un video de cinco minutos en el que un joven habla sobre sus hábitos alimenticios. «Se dijo a las participantes que vean el objetivo cuidadosamente y que se formen una idea de él», comenta el investigador.

Dos minutos después de ver el video, se llevó a cada participante a una segunda habitación, donde compartía su opinión sobre el joven del video. Específicamente, la participante evaluaba a quien encontraba física y sexualmente atractivo. De igual manera si saldría con él.

Para la mitad de las mujeres, la habitación con la laptop estaba decorada con tres arreglos florales: una combinación de 10 rosas, 14 azucenas y 15 margaritas. Para la otra mitad, no había flores en la habitación.

Entre las participantes que compartieron la habitación con las flores (que no fue mencionado de forma explícita), «se percibió que el objetivo era física y sexualmente más atractivo», escribe Guéguen. «Además, expresan mayor deseo de tener una cita con el objetivo».

En el segundo experimento, Guéguen probó si esta inclinación funcionaría en el mundo real. Repitió el primer experimento, pero esta vez, cuando se interrogaba a las participantes, ellas discutían sus sentimientos en la presencia de un joven atractivo que supuestamente había visto el mismo video.

Luego de cinco minutos, el investigador se disculpaba (supuestamente para solucionar un problema con la computadora) y salía dejando a los dos jóvenes solos. En este punto, el joven sonríe a la chica y le pide su número telefónico, mencionando su deseo de salir y tomar algo con ella un día de la próxima semana.

Las 64 mujeres que formaron parte del experimento era solteras y no estaban unidas sentimentalmente a nadie. Entre las mujeres que fueron expuestas a las flores, el 81 por ciento estuvo de acuerdo con salir con el joven. Esto se compara con el 50 por ciento de aceptación entre las mujeres que estuvieron en la habitación sin flores.

¿Qué hace que la flores provoquen receptividad al romance? Guéguen ofrece diversas teorías.

«flores-ramosPuede ser que las flores actúen como señales medioambientales que, a su vez, afecten el comportamiento y la percepción de una mujer hacia un hombre», escribe. Diversas investigaciones han relacionado la exposición a la naturaleza con la relajación y Guéguen señala que un estudio previo descubrió que las imágenes de flores «provocan el aumento de la actividad de los músculos faciales relacionados con la sonrisa».

De forma alternativa, «una respuesta de aprendizaje positivo asociada con las flores puede explicar nuestro estudio», escribe el psicólogo, resaltando la larga «asociación simbólica entre el amor y las flores». Sobre esta interpretación, las flores, incluso las que se ven en la visión periférica, estimulan los recuerdo de los ramos de flores y otros gestos románticos del Día de San Valentín.

De todas formas, chicos, las complicaciones están claras: Si deseas algunos besos y abrazos, primero haz una parada en Tierno Detalle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *